UNIDADES DE AUTONOMÍA

Tolvas vibratorias

Usos de los vibradores para tolvas

Durante el proceso de producción industrial es habitual necesitar almacenar productos mediante tolvas vibratorias impulsadas por vibradores electromagnéticos. Estos elementos se usan en todos les sectores industriales, tanto en el sector de la automoción, como en el alimenticio, farmacéutico, cosmético o mecánico, entre otros.

¿Qué son exactamente las tolvas vibratorias?

En un sistema de alimentación, la tolva vibratoria, también llamada Unidad de Autonomía, se ubica por encima del alimentador vibratorio y su incorporación es aconsejable en muchas aplicaciones porque es el elemento de autonomía que permite almacenar las piezas y dosificarlas hasta el alimentador vibratorio.  Además, asegura la presencia de piezas en la cuba, si esta no dispone de capacidad propia suficiente como para admitir la cantidad de piezas equivalente al tiempo de autonomía deseado. En algunas aplicaciones, es incluso imprescindible debido a la tipología del producto a alimentar, particularmente en lo que se refiere al peso de carga.

Una tolva vibratoria consta de un vibrador rectilíneo y de una tolva o pala en acero inoxidable, gestionada por una unidad electrónica de regulación de amplitud. Su función es de almacenar, evacuar y dosificar a granel las piezas, según una señal que recibe a intermitencias del alimentador vibratorio.

La elección del modelo de tolva depende de varios factores inherentes a las piezas.  Se elige, por una parte, según el tipo, las dimensiones y el peso de las piezas a transportar y, por otra parte, en base al tiempo de autonomía o capacidad de almacenamiento requerida por el cliente.

En TAD hemos desarrollado dos tipos de unidades de autonomía vibratorias: una compuesta por un vibrador y una pala llamada tolva estática (unidad VC), con capacidades que van de 1 a 50 dm³ y otra compuesta por un vibrador y una pala-cajón llamada tolva dinámica (unidad VT), con capacidades de 25 a 400 dm³, especialmente indicada para las piezas pesadas.

Además, disponemos de una amplia gama de vibradores rectilíneos para tolvas de vibración con los modelos VD-10, VD-20, VD-30, VD-60 y VD-70, gama que nos permite abarcar todo el amplio espectro de realizaciones afines a nuestra actividad.

El diseño de la tolva debe hacer posible su carga en condiciones no perjudiciales para las piezas que deba contener y asegurar una descarga regular y suave de las mismas, en base a la acción de la gravedad, preferiblemente, sin posibilidad de acuñamiento por presión.

La disposición de las piezas por encima del nivel superior de la cuba del alimentador vibratorio penaliza su incorporación en los casos donde la normativa de las empresas se rige por la ergonomía, ya que su nivel de reposición de piezas supera, en general, la altura de 1.400 mm. En este supuesto, se aconseja incorporar un elevador-transportador que realizará la misma función pero con una carga a un nivel inferior.

Las tolvas de TAD son robustas y fiables, con un acabado exigente, y las partes en contacto con las piezas están hechas con materiales de construcción aptos para la industria farmacéutica y alimentaria.

tolvas vibratorias o unidades de autonomia

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar